Jueves, 29 de marzo de 2007
Introabducci?n
En mi larga carrera como cronista de lo inexplicable he publicado todo tipo de investigaciones sobre misterios y enigmas que nos han legado culturas extraterrestres que me han reportado abundantes riquezas terrestres. S? que muchos dicen que me lo invento todo, pero lo que hoy voy a contarte, querido lector, supera todos los l?mites de lo imaginable por mi abducida mente, y eso es garant?a de que no me invento cuentos chinos, sino cuentas chinas.


Las piedras de Ica
Como expliqu? en mi libro Existi? otra hilaridad, conoc? al doctor Cabrea Darth Vader en agosto de 1974 en mi primer viaje a Per? como enviado especial de mi peri?dico, La GacETa del Norte, mientras trabajaba en otros reportajes paranoicos como los de la Misi?n Rama. Aunque no entend? un carajo de lo que me contaba con ese orinal negro en la cabeza (y eso cabrea), el doctor Cabrea me revel? su extraordinaria gliptoteca, las piedras de Ica. Para resumirlo si no piensa comprarse el libro, son unas chinas que el hombre encuentra en el desierto de Ocucaje, y las guarda y estudia en los bajos de su casa colonial en la Plaza de Armas de Ica. Son once mil gliptoglifos con conocimientos grabados de Medicina, Zoolog?a, Astronom?a, Astron?utica, Biolog?a, Geograf?a, Religiones, Derecho, etc., lo que actualmente llamar?amos la wikipiedra. Muchos dicen que es un gran fraude, que las ba?a con bet?n y caca de puma, las garabatea con plastidecor, y las hace pasar por testimonios de una humanidad anterior a la nuestra, y si cuela, cuela. Pero yo s? que dice la verdad, como cuando por fin se sac? la palangana para decirme de manera entendible que era mi padre, llam?ndome Luke. La cuesti?n es que las piedras del doctor Cabrea han vuelto a llamar a mi puerta, y es necesario ponerles en antecedentes para lo que voy a relatarles, no sin antes dar un rodeo bajando unos kil?metros al sur de Ica, tambi?n necesario, que detallo a continuaci?n.


Las l?neas de Nazca
Otro de los grandes misterios de la humanidad son las llamadas l?neas de Nazca, esos inmensos dibujos de animales y otras figuras visibles desde el aire, hechos con pedruscos perfectamente alineados por extraterrestres jubilados de vacaciones en la Tierra. De nuevo, algunos cient?ficos se empe?an en atribuirlas a los Paracas y Nazcas, pero todos los investigadores paranormales sabemos, a paraciencia cierta, que cada l?nea trazada pertenece a un cart?n de un Bingo sideral. Esta loter?a c?smica ha llegado hasta nuestros d?as con algunas variaciones (n?meros por animales, cartones por planetas, bolitas de pl?stico por sat?lites y bombo por astro solar). Por desgracia, esos viejos verdes (los alien?genas) dejaron de jugar en el Bingo de la V?a L?ctea hace mucho tiempo, porque desde el primer "astronomopitecus" hasta los capullos de la NASA (pasando por Galileo, Cop?rnico y Paco Rabanne) los mirones no han dejado de tocarles los cojones (tres). O eso es lo que un tipo tan sagaz y repeinado como yo cre?a hasta ahora, pero mis ?ltimas investigaciones demuestran otra cosa, que estos viejos galactolud?patas siguen aqu?, entre nosotros. Sabemos que siguen habiendo avistamientos OVNI y abducciones de vacas por todo el planeta, pero lo que no sabemos es: ?a qu? co?o juegan?


Los puntos de Fine
Todo indica que ahora se entretienen con un pasatiempo mucho m?s divertido y complejo, cuyo soporte al parecer es exclusivamente nuestro planeta. Y yo, el intr?pido J. J. Boc?nez, hijo de Darth Vader, he hallado una de las piezas de este rompecabezas que, con la gracia y desparpajo que me caracteriza, he bautizado en un alarde de ingenio en contraposici?n a las l?neas de Nazca, los puntos de Fine.

Har? unos meses me llam? pap? (el del bac?n negro), al que yo daba por finado, y del susto casi me caigo de la nariz de la Esfinge como Ob?lix, cuando estaba investigado la relaci?n entre las pelotillas de su maltrecha nariz y el sagrado escarabajo pelotero egipcio. Por fortuna, pude agarrame al labio inferior con la mano que no sujetaba el m?vil y me qued? balanceante en la boca cual saliva de Homer, o eso debi? parecerles a las chistosas turistas chinas y los cuarenta ladrones egipcios desde el suelo gritaban se?al?ndome: ?Al?, baba! El viejo me cont? alarmado que la noche anterior, cuando volv?a tambale?ndose de cierto local donde unas se?oritas suelen limpiarle el sable laser, vi? asombrado como un platillo volante permanec?a suspendido sobre su casa mientras abduc?a una a una todas las piedras de su gliptoteca. Entonces fu? cuando me ca? del susto definitivamente, rompi?ndome incontables huesos. Me trasladaron urgentemente a un hospital de El Cairo donde permanec? vendado como una momia egipcia. No s? si fu? por el golpe pero el caso es que durante el traslado en ambulancia tuve una visi?n en la que un OVNI esparc?a los cantos de Ica sobre la ladera de unas monta?as de manera cuidadosa. Como el tel?fono se qued? incrustado en mi oreja aprovech? para hacer unas llamadas a mis colegas de profesi?n antes de que se acabara la bater?a. Les ped? que all? donde se encontrasen investigando, buscasen en prensa local not?cias sobre miles de piedras negras con monigotes halladas en montes de la noche a la ma?ana. Y all? me qued?, recuper?ndome y esperando noticias.

Como no pod?a ser de otra manera, fueron mi colegas Guijarro y Sierra quienes me llamaron a los pocos d?as de recibir el alta del hospital central. Estaban en distintos lugares de Estados Unidos y por diversas investigaciones, uno en Memphis con Pau Gasol, buscando el fantasma de Elvis por Graceland, la house del Rey, y el otro en Roswell, contemplando la anatom?a del "grey alien" que guardan all? en formol. Ambos se hicieron eco de un breve del New York Times. Al parecer, Mark G. Aritto, un granjero de Fine (Nueva York), se hab?a quedado dormido tras beneficiarse a su amante, la vaca Hillary o vaca que r?e como ?l la llamaba, que pac?a en unas colinas pr?ximas a esta ciudad del condado de St. Lawrence. Cuando se despert?, su vaquita se hab?a desintegrado despu?s de cagar miles de bo?igas gigantes con dibujitos guarros que se hab?an petrificado. El hombre regres? horrorizado al pueblo a cont?rselo a su esposa Misha Lena, la camarera letona del bar Riga, y luego se suicid? ante ella, a falta de ruleta, estamp?ndose un plato de ensaladilla rusa en la cabeza. No hab?a duda. Llam? a Tristanbaker, eminencia en bo?igas ufol?gicas donde las haya, y los cuatro investigadores quedamos en Fine a la semana siguiente.

Nada m?s llegar entrevistamos a la desconsolada viuda y nos hospedamos en su lecho por turnos. Durante los d?as sucesivos fuimos al lugar de los hechos a ver las piedras, medir distancias entre ellas, numerarlas por el orden en que fueron dejadas (seg?n lo seca que estaba la hierba), y comprobar si efectivamente eran las del doctor Cabrea, que s?, sin duda alguna. No sacamos nada en claro hasta que al brillante Guijarro se le ocurri? ver su disposici?n desde el aire. El s?ptimo d?a alquilamos una avioneta y todos (menos Tristanbaker al que no dejaron subir por parecer un terrorista isl?mico) fuimos testigos de algo increible. Las piedras de Ica estaban dispuestas sobre la ladera formando un dibujo que creemos son las reglas del gran juego extraterrestre o una pista importante de un juego que de momento escapa a nuestra comprensi?n. Publico una foto a?rea que tomamos de las chinas pertenecientes a un peque?o grupo que corresponde a las primeras que el platillo dej?, y a las que he a?adido el n?mero de orden antes citado para que que quiz?s t?, querido lector, puedas ayudarnos a descifrar este enigma.

(continuar?)

Otros Grandes Misterios de la Humanidad:
La profec?a de Mitrof?n
La magia del caramelo Sugus

, , , , ,
Comentarios (7)   Enviar aviso de Mi@rroba Meneame Delicious Digg BlogMemes Fresqui

Qu? curioso parecido existe entre la lengua alien?gena y el espa?ol...

El arriendo de la avioneta lo pagaron con la piedra 11?
  hoemro
Jueves, 29 de marzo de 2007  2:24
Pues yo no lo entiendo... ?no ser?s un alien, Hoemro? risotada

Por cierto, J.J. Boc?nez aporta otra toma donde la piedra 11 se aprecia mejor y te agradece la observaci?n. Dice que es normal que al tocar ciertos temas paranormales las cosas aparezcan y desaparezcan.
Jueves, 29 de marzo de 2007  6:53
Excelente articulo. Profundo, documentado y muy divertido.
Lo mejor es descubrir el verdadero significado de las piedras de Fine. No dejen de hacerlo, por favor.

lenguachulito
Jueves, 29 de marzo de 2007  17:27
Lo que dicen algunos para ganarse un jam?n por Navidad... jejeje
Viernes, 30 de marzo de 2007  11:31
ola molamuxo esto
  desi
Jueves, 05 de abril de 2007  12:40
eso mismo digo yo jejeje
Jueves, 05 de abril de 2007  13:19
No pude ver la foto (aparece la famosa x roja)
y ya estoy atrapado por la curiosidad. por favor no me dejen sin ver esa foto, ni me obliguen a dar la vuelta al mundo para ir aver la imagen de las piuedras personalmente.
si alguien la tiene porfa envias a [email protected]
Gracias por una buena historia.
Alejandro
  Alejandro
Martes, 07 de agosto de 2007  18:51

Nombre:

Comentario:
HTML permitido: <b> <u> <i> <s> <a> <img>  
Caretos de Harpo

Ir a la portada del blog de HarpoAccede al buscador del blogEntra al foro de pasatiempos